existe una terrible
conspiración
destinada
a evitar
el pleno ejercicio
de la vida y la muerte
de cada persona;
un hilo eléctrico
en las cabezas
y en la piel       cuervos de gas.

desde todos los rincones
se oyen voces
atrapadas
en el vientre
de las máquinas
del imperio.

amigos míos ¿qué harán? ¿qué haremos?

¿de qué país sin ojos
volveremos
para ver
dentro
de nuestras celdas personales
sin llorar una lágrima que nos mate?
¿qué sombras nos seguirán
a lo largo de la noche y el día
de nuestros corazones amargos?

¿qué luz        qué amor
qué amantes nos darán la vida?

la vida es     inevitable.
sólo así
el animal desespera
arde       humedece
se tuerce en su abismo
y ríe hacia atrás
con la mitad de una boca.

pero existe una terrible
conspiración
destinada
a evitar
el pleno ejercicio de ese acto

una banda de sordos, ciegos, ¡imbéciles animales!

y lo cierto es que

ya no tenemos esperanza
ni dios      ni paz       ni somos poetas.
¿con qué daga de pájaros
abrirán el estómago de los días?

¿o arrastrarán ese cadáver personal,
durante todos los días miserables
a lo largo del hospital
a través del muro
hacia un lugar común y desierto?

acaso deberíamos soñar
otro sueño
y otra música
debería surgir
de esta herida abierta.

una flor secreta seguirá
a cada palabra
desgarrada
y en cada crimen:
una profunda soledad
se desliza
sobre los parques

sobre la sed

sobre la sombra

sobre los hijos del sur.

no hay miedo en la ciudad.

ni vértigo.
ni tiempo para odiar.

es una gran mentira el aire
y el dios de neón.

¿qué harán?
¿qué haremos?

¿desde qué azotea interminable
arrojaremos
el cadáver del siglo?
el cadáver,

el triste ser.


 

ADIVINO

 

Nos torcíamos en la lluvia.
Y qué ronco animal: el verbo
trueno de su altura
para la piel el agua hermana
para los besos
y para oír los gallos
en el nublado atardecer de los días.

Nos torcíamos en la oscuridad.
Esqueletos de hermosuras ciegas de sí
en el centro de la humedad
estaban
siempre
esperándonos.

Adivinos pies de la lluvia ¿cómo hacían?

para encontrarnos

siempre

frente a nuestros
cansados
huesos
del desierto.

 


 

en el reverso de la luna         escribe Campus
luz                  sobre sin luz
le ha caído un niño en la mano vieja
de donde han salido a caminar
sin destino
sus versos

como quien busca en la casa vacía
el juguete escondido hace mucho tiempo.

 


 

¿quién sabe de esos agujeros
por donde las goteras del desamor
caen a mojar los pies
en los sótanos de la desdicha?

si alguien conoce el ungüento
para esas quemaduras áridas
que hable o me deje morir

anegado

desde las raíces

con cartas inútiles en los bolsillos húmedos del llanto.

quise buscar una puerta
por donde entrara la luna y me aplastara

pero sólo encontré el peso de lo incesante que duele

y la ternura deshecha en unos ojos
que antes me conocieron como a un hermano

¿me quisieron así

sin esperanzas?

¿o nací para esta soledad en donde hasta el peso del
cielo me ha abandonado?]

pero ¡ay! duele igual el cielo
y esos agujeros.


 

DANTE Y JUAN

a cada atento mensaje doy la hora de mi nacimiento
documento implacable el amanecer
y la distancia
el día coagulado sobre la cicatriz de la tierra
hombres sin hombre por las calles
mujeres sin mirada
y niños que juegan a morir

y a cada brújula sin sentido
le doy la charla de mi cuerpo
como cae la lluvia en el mar
me baño en mis propias aguas
apartando sueño de tormenta
y oyendo
sin remedio
la canción de mis hijos
me alimento

mar

de mi sangre.

 


 

RIO ADENTRO

1.
cada paso del dolor
es un camino
sin salida en el tiempo
arruga de la tarde
en cansado rostro de los días

la pregunta sin luz en el fondo del corazón herido.

 

2.
sin querer el cielo nos aplasta
la tierra se abre boca de lobo
desamorada figura o montaña donde me pierdo

hacia la soledad sin sentido

es así niño que muere
voz arrancada

grita                 dentro de mí.

 

3.
y cada espina,
es un camino.

hoyo en la figura del tiempo
soledad del barro y la piedra
juventud lunar.

 

4.
el dolor naufraga sin querer
no puede ser totalmente nuestro
atraviesa los puentes entre las personas.

así el agua del día lava la sed nocturna
las sábanas huelen a miel y sangre
el desayuno descansa junto a las naranjas
y los panes
inútiles
se amigajan
contra pezones luminosos.

sin doblarnos tocamos el suelo
la voluntad es el oro la empresa el alma
y siendo niños
recordamos
lo que va a pasar

¿por qué es así el tiempo: río arriba?
¿y los árboles? no pueden protegernos

sólo oyen pasos
voces
de los pasos ciegos
ánimas del amor incomprendido
entre las palabras del futuro
y la montaña hundida en el horizonte.

 


 

TROVADORES DE PIEDRA

1.
puse una puerta
en el poema
para que una palabra
pudiera abrirla            y matarlo.

¡no resultó!

todo en él
sigue vivo

y ahora

me persigue un cuchillo.

 

2.
hogar de arena que molió la piedra
la espina llorando su invierno
y el sol
¡siempre el sol!
o el camino herido por la sed

correr

correr

y correr

 

delante del diablo.

 

3.
en mi casa de adobe vivo en el mar de arenas
el sol guía la piedra y el hambre muerde el cordón
de la vereda
aquí la fiesta tiene cantores que se abrazan
se alejan lejanos entre los campos del vino
y por él

vuelven

 

vuelven siempre al amor.

 

4.
cada bar es una herida acostumbrada
el dolor naufraga
el almuerzo se enfría
los muertos se cuentan por botellas
algunos cuelgan de las paredes
en fotografías

nadie recuerda quién era.

 


 

LA PALABRA VACA

escribo desde mi habitación africana en el paraíso
no puedo reconocer entre una droga y una mujer
del mismo modo en que una mujer no me distinguiría
entre un montón de botellas.

patrones

áfricas

y calzoncillos para el paraíso.

 

ya me cansé de las falsas vacaciones.
se parecen a la palabra vaca.
a la palabra gandhi.
siete mil kilos de asado caminando
y un millón de muertos de hambre.

mi hijo jurando la bandera.
¿alguna vez se preguntaron                        qué significa eso?
somos todos unos hijos de puta.
¡ustedes no! niños.
tienen derecho a apretar el gatillo.

 


 

AUTOLEYENDA

sin querer entrar en la corriente de polvo
fui atrapado en el viento del desierto
me salieron espinas en la lengua
y ya no pude tragar
al costado de mi cuerpo fueron formándose cayos
verdes y amarillas pupilas de lagarto
el sol dejó de quemarme
y las espinas
las espinas me duelen todavía
pero ya no sueño con mi padre
sino con un cerro de barro anaranjado sobre el que
se pone la luna]
por las noches el frío me hace quedar mirando
las estrellas]
mientras mi sangre guarda al sol
mi única esperanza
es que el viento gire para siempre hasta la piedra.

 

hasta la piedra.

 


 

DATOS DEL AUTOR

 

ADRIÁN CAMPILLAY. Nació en San Juan en diciembre de 1969. Escritor y diseñador gráfico, ha producido gráfica para discos, animación digital, páginas web y participado de puestas interdisciplinarias junto a otros escritores y artistas visuales.

 

Desde la década del 80 participa del movimiento literario sanjuanino, época en la que editó, junto al grupo Arte Sudaka, las revistas EL OJO DEL SUR, LUCA y EL MOMO, entre otras. Sus textos han sido publicados en medios gráficos de su provincia y otros lugares del país. Por sus trabajos en poesía ha obtenido premios a nivel provincial y regional, otorgados por instituciones tales como la UNSJ y el conjunto de las Subsecretarías de Cultura del Nuevo Cuyo. Textos suyos incluidos en antologías referidas a la región. Ha participado como expositor en numerosos encuentros literarios nacionales y también en la República de Chile.

 

Actualmente edita, junto a otros escritores de su provincia, una red de blogs de poesía y arte latinoamericano.

 

De sus trabajos se ha publicado:

POEMAS PARA DESPUES DE UN CIGARRO

(Cuaderno Nº 3–Colección VIENTO IDIOTA), 1995.

EL AMOR Y OTROS MUNDOS, La Rosa de cobre, 1996.

EL OJO DEL BANDONEON (tango en 4 actos), La piedra en la honda, 2001.

LAS FLORES SECRETAS, La piedra en la honda, 2004.

LAS CIUDADES INTERIORES, La piedra en la honda, 2005.

POEMAS DE AMOR PARA SER MORDIDOS, La piedra en la honda, 2005.

LIBRO DE MAR, La piedra en la honda, 2005.

CARNE DE CAÑON, La piedra en la honda, 2006.

 

adrian_campillay@yahoo.com.ar

Web-blog: http://elmomo.zoomblog.com