La cardinal
de tu mirada
hacia acueste
punto central
de universo

que si chico
vario ubicuo
y recóndito

no menos
Universo
que el del
Cosmos.

 


 

La línea
precipicio
de límites

y el fanal
opiáceo
de la espera

otean horizontes
en vano.

 


 

                                                                     a July

Esa sola lágrima
contiene siete mares
sus playas sus ocasos

contiene tus miradas
inútiles pasados
nuevos horizontes.

 


 

Vacila la llama
de la vida
entre respirar
y continuar la saga
o dejarse morir
inerte
allí en el soplo.

 


 

De esa sola urdimbre
de las horas
hablan los versos.

De soledad incandescente
de esa pupila ciega
que mira hacia adentro.

 


 

A la Musa

 

A una buena musa la descubro por lo que despierta en mí
la forma en la que entra en mi escritura.

Lo hace así: como un torrente, un vendaval
un incendio de mi piel, un grito al vacío de la vida.

A una Musa, así con mayúsculas la descubro
porque invade mis fronteras, los pensamientos, el sexo
horas de días y noches, insomnios, todas mis cosas.

La descubro por dilapidar sueños, abandonar todo otro puerto
y sólo me dedico a ella.
De otro modo,  ando abarloando mi navío 
a cualquiera  que navegue en los mares y los ríos.

A las demás, las miro con piedad
y hasta con cierta amargura: no han llegado.

Se han quedado en el borde de mis labios
y no alcanzo siquiera a pronunciar sus nombres.

 


 

I

 

No a la saciedad:
queda hambriento.

Sacia apenas
sólo el apetito.

Lo indispensable
para seguir.

 


 

II

 

No será que de eso
vaya a vivir
alguien con hambre

pero tu cuerpo
no hablará de holgura
sino de ascetismo.

Te parecerás
al menos en la figura.

 


 

III

 

Ellos pugnando
por el mendrugo

 y tú

sin la ostentación
de lo opíparo

con la delgadez
que te asemeje.

 


 

El vibrar
de las lacinias
de palmeras
con el viento

producen
esa música.

 


 

Reseña Biográfica

 

Guillermo Ibáñez, Rosario, Argentina, 1949. Realizó estudios de derecho, literatura, pintura. Su obra publicada se encuentra en la_Web en el sitio a su nombre. Sus libros se pueden bajar ya que notiene derechos reservados que son una estupidez y tiene todos los izquierdos permitidos.
Su correo:
poesiaderosario@hotmail.com