y entonces darnos una franja que es boca
En el amor ruega fuera de si.
Entre las amigas silva, displicente o astuta, otra vez en
su centro. Siempre conserva su naturaleza de pez de
las profundidades
escamas que son pálidas y rojas se doblan en una cúpula
cercana
su saliva es antigua, tan distante como el agua de un pozo
           esa franja no da bienes
ni posee ideas adecuadas acerca del cloro
y sus efectos sobre los zapatos de altos tacos de gamuza.
           Mastica la comisura de aceites limpios por todo alimento

           ¿ que pedir si la lengua es otra sábana retorcida para escapar del cautiverio ?
¿que pedir con los dientes probando el borde de la copa?
una mentira
que acerque el quejido a la respiración
         boca de los débiles
un humo que sostenga la sospecha entre los labios
          boca de mujeres fastidiosas
parecida en todo a la verdad.

 


 

    Todos quisimos ser cantantes de rock
   esa música era buena para nuestras torpezas
duraba lo que nuestras gargantas bajo el cuchillo.

 


PÁGINA EN CONSTRUCCIÓN