Haikus

Sombras  de vida
Son  un  nuevo  sepulcro
Para  las almas.

Van  supurando
Los  antiguos lamentos:
Indescriptibles.

Suaves  colinas
son estantes  de miedo
(El Arco iris)

Rosa de  vida.
Sueltan almas  vecinas
comen sus  frutos

 


 

3.
Mi esperanza besa la flor
donde renació mi destino.

      

 


La búsqueda de los rostros perdidos

No existen los decretos en esa fuente de caciques.
Parten yendo hacia los mares. Un amor inmenso los invade.
Un secreto les susurra de inocentes que detrás de esas verjas,
esconden sus rostros apacibles.
Un cacique llora; mira a su derecha y supone el sendero.
Un suspiro por cada paso, un viaje desplegado.
Ya no está el rostro ansiado. Las huellas del misterio,
dejó el rostro tras el hielo; hiena de almas captura mil sonrisas
sin saber donde nace y muere cada brisa.
Otro cacique llamado Kantayu encuentra una infancia,
él no sabe lo que ocurre y donde pasa.
Son mil trescientas escaleras,
esa suerte se esconde en una de ellas,
y prolonga lo nacido y lo vivido,
como alma de captura lo hace trizas,
y ese viento que simula trae las costumbres del cielo ,
pero siempre las mantiene en su fugaz secreto.
Basta de aguas entre vías,
ese ruido que encandila nuestros días,
sabe bien de la esperanza de esas aguas:
de que un día descubran el sonido de un amar enrarecido.
Siguieron esos humildes rastros y llegaron a una jungla de mariposas.

Una de ellas con sus alas como guirnaldas en escala de dorados,
se le acercó a Kantayu y musitó:

“La sorpresa de los peregrinos sostiene el sudor callado
en cada aurora en la que resucita.”

 


 

Mi  Circunstancia

Son los ardientes
 fuegos de la prisa
 que me retienen  
en su áspera coincidencia.

 


 

El desafío de las palabras

El desafío de las palabras
consiste en encontrar al
íntimo ser del retorno.


                                           Agosto, 2006

 


 

Momentánea transgresión

Momentánea trasgresión
se sumerge
en mi suspendido espíritu.



Sábado, 26 Agosto, 2006

 


 

EL  DESARRAIGO

El tenue  quejido
que  va  por  la línea  divisoria
entre el sueño absoluto y la  vigilia
reprime los frescos  deseos de  la confianza.
Sólo  la campanada de un  abismo
puede cambiar los  merecidos
y supuestos comienzos.

Sed   falsa  de  ignorancia
recae  sobre mi  desarraigo  impotente.

 


 

 COMICOS  ALIENTOS

Cómicos  alientos, tenues  abismos
Un  hada  inventada  se  resigna
ante  el  dolor  de  la  mentira

 


 

REHEN

Un  rehén  descansando
de  si  mismo
por  una cautiva
alma  perdida.

 


 

Las cenizas del fuego

Las cenizas del fuego
son mi metáfora
son el anexo oscuro
de mis verdades.

 


Datos de la Autora

 

   Ingrid Fainstein Oliveri
                                      Buenos Aires, Argentina, el 25 de junio de 1994.
 Ha publicado en 1999 un libro titulado Palabras con Ton y Son
 junto con su hermana Verónica PoliakOliveri. Ambas
fueron las socias más jóvenes registradasen la SADE
(SociedadArgentina de  Escritores)
 y su precocidad les valió aparecer en  la portada del diario
 Clarín en agosto de 1999. Actualmente, Ingrid cursa su 1º año en la Escuela de Jardinería María Cristóbal Hicken de la Ciudad de Buenos Aires
En el mes de julio de 2007 ha recibido el Primer Premio compartido en la categoría de (12 a 14 años)
Xll Concurso de Poesía I.E.S Antonio Edición Internacional). López de Getafe
 Tanto su poema ganador como otros fueon publicados
respectivamente en las ediciónes Nº 7 y Nº 8 de la
   revista española La Sombra del Membrillo.