Pienso


Dulzura escondida
prisionera del juego
sirena de los charcos
vagabunda
en tus ojos se refresca la tarde
como el silencio
en el agua de las vasijas
princesa del árbol y la nube
sobre un trono de ladrillos rotos
te viste el día
luz entre la hierba plantada
tallo del que brotan
los reflejos en racimos
perfume de prado recién llovido
te llamas como dejaron escrito
las hojas
que asistieron tu bautismo
en ti se ampara la claridad
alma que cuelga en hilos de beso
soledad sonriente
prometida de la sombra
que viaja en una flor
visitadora de secretos
misterio que alumbra
la luna llega de lejos
y te encanta
te recuestas sobre tu nombre
como sobre un espejo
donde todo es principio
y es fin
pedregal del sueño
suben por tu cuerpo
las estrellas
pareces el monte
cuando se va con el arroyo
nómada de la quietud
en tu orilla la noche
caza sus imágenes
un árbol viene por ti
cuando amanece
tu mirada es el hilo
con el que la luz
enhebra su paisaje
entre el ramal de nubes
el sol espía
te bañas en chorros
de la mañana
ríes y el aire es un mar
por donde llega
todo el cielo en pájaros.
Pienso niña:
Si una estatua en otro juego fueras
de tus ojos saldrían chispas
para salvar de los malos
a la tierra.

ROSY PALÁU


 

qué difícil

qué difícil amar hasta la hartura
dejar el corazón
solo de pérdidas
soltar las manos oceánicas de vuelo
llorar todo el dolor
y ser la pena
qué difícil amar
y ser paso fugaz en la memoria
la soledad del uno en el espejo
qué difícil
a veces el abrazo
un temblor de pájaro en la boca

y un palpitar de alas en el viento

......................................................................................


el alma busca refugio
brazos seguros para esconder la muerte
ojos que toquen su presencia
de álamo en el muro
porque el alma es a veces un niño
de infancia entre los tilos
tan frágil y fugaz
absurda y torpe loba
que aúlla al oído
de sábanas prestadas
náufraga del uno nos reclama
al otro que somos en el espejo
ese instante de ser
desnudez de cáscara sin ruido
el alma no se toca

se contempla


......................................................................................


somos dos

somos dos en la noche que se atreven
somos dos en los pasos que regresan
somos dos que se aman
y que se dejan
somos dos
en la grupa del deseo
somos dos que se miran
hasta los huesos
somos dos entre sábanas de olvidos
y un desorden de siestas y de besos
somos dos que olvidaron la palabra
dos silencios en un tiempo sin relojes
dos que se atreven al filo de la muerte
dos héroes vencidos dos derrotas

y un corazón de exilios que se atreven

......................................................................................


mi historia es la de todos
encuentros desencuentros
buscar el otro corazón que nos redima
y sabernos de nadie para siempre
mi historia es la de todos
diferente y fugaz
suma de errores
la escribo con aciertos
en los miedos clavo mis dientres
y soy como ícaro
estepario de abismos
incompleta de otros
suma en mi sangre
voy hacia el destino
serenamente inexorable
y olvido mi orfandad de ciego

luz de infinito

ALBA ESTRELLA GUTIÉRREZ


 

Draft


En los lugares que no puedo imaginar
el aire vuelve y teje su incómodo espejismo;
y en vez de descubrirse poseyéndonos,
lo veo caer inmóvil en el laberinto de eso que produce el vacío .

Solo me incita la huida de otros astros, sangre adentro,
y la insatisfacción que se asimila lentamente
en las fauces de unos ojos cerrados
 
Larga mirada a un color que se deshace   
es el atardecer.

......................................................................................

Indeleble

Es una caja de paredes de felpa la noche.
La extrañez mira tus ojos que atraviesan el aire
de manera que nada queda sin su debida confusión,
nada sin ese parecerse a nada
que no sea lo que no es y quiere ser,
una huella de sed,
una ruta calcada,
una luna de estío desalmada
en la sanción a este presentimiento.

......................................................................................

Apaneca (El Salvador)

En el balcón de bauprés se deshace la brisa de agosto.
Los pinos esparcen un perfume de fe
y el eco antiguo de los lobos navega ya en mi sangre.
Caireles adormecidos                
las estrellas

......................................................................................

Augurio

El augurio marginal desde el que me asomo
no tiene mas similitud
que la entrega de una conciencia de cosas azules,
de modo que lo que delate
solo esta afianzando tu piel en el rastro perdido
de una arena con viento y oscuridad
y la amnesia simple de lo indiferente.

También me he sorprendido replegándome
en esa huida inútil de la contrariedad.

 

Hernán, Sánchez Barros


 

Haiku 99...

Asir el ser como
una araña que teje
la luna en el arroyo...

..................................

yván zilhén
25 de febrero del 2007
nueva york

 

Yván Zilhén


 

Buscaba:

Buscaba
mi alma,
pero no
la podía ver.
Buscaba
mi Dios,
pero mi Dios
me eludía.
Buscaba
la felicidad,
y no la encontraba.
Y luego busque
el amor
y encontré
una mujer
que me dió
lo que yo buecaba...

Leandro Martínez Leal.

 


 

Le diré a mis pies que paren,
están cansados de buscarte.
Le diré a mis ojos que no sigan,
están cansados de llorarte.
Le diré a mi cuerpo que se libere
esta harto de abstenerce.
Le diré a mi boca que ya basta,
esta sangrando de morderse.
Le diré a mi tiempo que continúe
esta cansado de esperarte.
Le diré a la noche que amanezca,
(espera que vengas a dormir).
Le diré a mi cama que se arme,
ya que no descansaras mas aquí.
Les diré a todos que no pregunten más,
están desorientados al no verte
Le diré a las paredes que se acabó
se pusieron ocres por no oírte.
Le diré a mi yo que estoy sin ti,
está loco, psicológicamente hablando.
Le diré a mis manos que toquen de nuevo,
están torpes de querer sentirte.
Le diré a mi pecho que se arme,
todavía se amolda a tu cabeza.
Le diré a las puertas que se cierren,
todavía piensan que volverás.
Le diré a mis ideas que no te escribiré más,
todavía quieren darte una canción.
Pero estoy jugado en un punto;
no se como encarar el tema aquí.
Le diré a mi corazón que te olvide,
pero él todavía quiere quererte.

Guglielmone, Leandro


 

CAOS

Como no beberse la vida con mujeres como vos, dulce.
Tus caminatas por la vida te marcan la historia de vos,
vuelo.
Maja, avivaste un sentido dormido,
Vos sabes cual,
Tu perfume de piel,
Tu suave piel, tus miradaspensamientos,
El pensar, una vida plena,
Amándote,
placeres,
con todo el buenpecado de mis fantasías,
Adorar los sentires, de tu música, mujer.

No hay líos,
Energía mestiza, que nos guío,
El amor guardado en una bolsita en los corazones,
Sangrantes,
de heridas
Fuertes y vigorosos por ellas,
Mariposas en tus manos, manos mariposas
Tatoo no mostrado,
Falta descubrir con soplidos de palabras,
Acariciando tu piel,
Saciar mi sed,
tu miel,
sumergido en tu miel,
bebiendo la esencia,
siguiendo tu senda,
seguro que aunque saliera el sol,
en esa noche no lo vería en tu horizonte de piel,
el horizonte me cabe entre las cejas,

Las delicias de sentirte, gozada, mojada en mis manos en mi piel, nuestra piel.
Me inspiras pensamientos constantes, delicias,
¿El sueño de la razón me produce monstruos?,
me los hace ver.

Que no se duerma,
Nuestro encuentro de palabras
Nuestro pendiente encuentro de cuerpos.
sentí, ame
Y en
Vos la vida por beberse.

 

Walter Griguoli


 

HOSPITAL
 

 Me habló de la falla mental, del origen de la locura, del desvarío
 alcohólico, del verso que pintó en una celda, me habló de las
 mujeres amarillas, de las mujeres sin labios, sin orejas,
 sin tacones,sin dedos y con jaulas donde guardan ojos, me dijo:
 Dios es un secuestro, me preguntó: ¿Tu también eres un accidente?.

                                                  1

Dos veces pinté el mismo cuadro , revelé diez fotografías de un
mar sin sol, he nacido 1002 veces con la misma ropa, con el
mismo nervioso mirar ,he sido el mismo accidente.
                                                  2

Soy tu jarrón sin agua, soy botella, soy voces agazapadas para
llover en la niebla, en el cristal, soy un cabello al cual no se puede
extirpar, un cuadro de Mondrian, una canción sin vestido, un cuervo,
un vehículo que atropella el mar…
                                                  3

Mis manos tropiezan con tus besos, de mi camisa caen amarillos
dolores de verte sentada en mi cabeza.
                                                   4

Estás drogada y sin zapatos en el polvo del adiós, cae con el
avión al mar, con el lápiz al dibujo, cae al púrpura rugir de mi mano.
Quiero ser espuma, bote de basura, rencor para tu café, para tu
ropa orgasmo de flores, camisa de lágrimas, tus pies en mi boca
son bendición.

 

 NADIE NOS VE

Mamá soy un hueco
Mamá soy tu interior                                                               
Mamá estoy latiendo
Mamá soy tu hueso
Mamá soy tu frustación
Mamá arrójame mi pelota
Mamá escucha mi selva
Mamá es mi bendición tu pelo
Mamá escóndeme tras las cortinas                       
sin agujas.
¿Cómo volver a la matriz  y afianzar la vida?
Corregir las fracturas
soldar las emociones
comprender que tu vientre será  mi camisa
y tus uñas una sonrisa para mi cabeza.
Mamá soy tu rabia
soy tu camisón
soy tu desvelo, soy tu herida
soy tus orejas
tus ganas de mear al hombre
Mamá, ódiame con un beso…

Un camión
arrollando:
El beso de un niño
El rezo de un cura                                                                            
El labio de una novia
El hambre de mis pies
El paseo de mi mente.

Los sueños                                                                                              
abordan autobuses                                                                              
rumbo al infierno,                                                              
se estaciona el silencio.
El mar está sentado
en el poema.
Alguien fuma anarquía                                                     
mientras el pensamiento                                                  
huye en barco.                                                                  
                                                                                            
¿Quién bañó al perro del desamor?
¿Por qué le cortaste el pelo?
¿No sabías de su rabia?
ayer mordió algunas piernas por aquí                          
 y ya no pudimos huir. 

                                                    
Estamos solas
le dijo la luna
a mis palabras
nadie nos ve…

 

Mario Dux nace en la  cd. de Mèxico en el año de 1971.


 

TE VOY A CAMBIAR POR UN “TE QUIERO”

Te voy a cambiar por un “ te quiero”
que me hable de que existo cada tarde
por un “yo merezco la pena”
y no la indiferencia de ver tu espalda marcharse.
Te voy a cambiar por un “dime que te falto”
en lugar de llorar por tus pupilas
en las noches peregrinas de tu ausencia
cuando mis pasos van y vuelven
sin poder siquiera recordar el último aliento
de la tarde.

Te voy a cambiar por un “ te beso”
en cada minuto que me faltes
y voy a contarle al almendro
que este mes de abril
no has venido a respirar sus hojas ni me pecho.
Le voy a decir a la luna
que te quite las llaves de mi cárcel,
le voy a pedir a los luceros
que no imiten tus luces al mirarme
en las noches que me faltes.

Te voy a decir cuanto te quiero,
aún que sea en estos tiempos ya tarde,
y voy a pedir a las nubes que no roben
nunca mas tus manos para amarme.
Te voy a ceder mis ojos, marchitos de llorarte,
para que aprendas a decir mi nombre
en ese día largo de mi ausencia,
en ese minuto que sientas que te falte
y vuelvan mis caricias por tu pelo
y vuelva con mi aliento a rodearte.

 

Carmen Fernández Fernández

 


 

Preguntas


Te preguntas la tierra y sus aires dolorosos
para saber quién, cuándo,
y tener consciente cuál es la repuesta
a la duda que te haces cada noche
cada sol que nace y nube que hipnotiza,
el polvo de los suelos y la depravación conjugada.

Mirando te anestesia.

Cuando hay que llorar, asientes los pesados concretos del sueño
y sus realidades ocultas,
toda esa similitud del quienquiera y el uno,
cuando juntos se construyen y te destruyen,
aniquilando todo pecado auxiliado por el ser envuelto.

Hay que confesar el presente sinsabor
y las alturas de los encogimientos,
deleitar ese dolor con sábila,
cuestionándose de nuevo el quién y cuándo
y tener consciente que la respuesta
se encuentra en la almohada de las noches,
cuando al mirar te anestesia
llenando los espasmos de nubes
y el polvo de los sueños en la depravación conjugada
por lo que la realidad ignora, cada noche, cada noche,
en esa pregunta que te haces todos los días de la muerte.

 

................................................................................................

 

Jenny Levine nació en la ciudad de México el 27 de
octubre de 1987. Ha participado en los talleres de
José Cedeño y Raúl Renán. Actualmente se encuentra
tras la publicación de dos libros de poesía que serán
publicados este año por la editorial Siglo XXI


JennY Levine

 


 

“A veces la vida”

                                                                                             
A veces la vida
se conmueve un poco
al verme tan triste
cansado de perder,
entonces me tira
migajas de dicha,
y por un ratito
yo vuelvo...a creer.

Allí voy de nuevo
empujando el carro,
siempre cuesta arriba
para mi dolor,
es triste andar solo
ser viejo y enfermo,
ver solo injusticias
a mi...alrededor.

A nadie le importa
cuan decente fuiste,
tampoco tu lucha
buscando la verdad,
si no tienes medios
ni un rancio apellido,
tu sello distintivo
sufrir...y penar.

Donde estaba escrito
este guión horrendo,
si somos iguales
a los ojos de DIOS,
también tengo ganas
al igual que muchos,
a tener derechos
bajo el mismo....sol.

Yo nunca he querido
ser un paria errante
tampoco un rezago
de la humanidad,
un lugar tan solo
va buscando mi alma,
paz entre los hombres
por favor....piedad.

Me queda tan solo
guardar en mi alma,
las buenas acciones
que me guiarán,
hacia un mundo cierto
de poetas y locos,
que en sus fantasías
nos...hermanarán.

......................................................

 

“La última página”                
                                                   

La marchita camelia
colgando de un vaso,
nos dice que todo
cumple una función,
lo mismo que el rostro
mustio de la dama,
colgajos de vida
que el viento..llevó.

Que triste que haya
espejos al paso,
mostrando con saña
lo que hoy uno es,
una anciana apenas
que a todos molesta,
dolores y achaques
y el mundo...al revés.

Nunca lo ha pensado
que un día cualquiera,
flaquearían sus fuerzas
no serán las de ayer,
en su andar despacio
descubre con pena,
que esta película
cambió...de cartel.

En el fondo piensa
que habrá un milagro,
que sea cualquiera
la cuestión, ser feliz,
no exige grandezas
tan solo cariño,
lo daría todo
por volver...a reír.

Nadie le contesta
el tiempo tampoco,
se fue sin decirle
ni siquiera adiós,
se envolvió sumisa
en sus utopías,
hoy está tan sola
y un día...eran dos.

Que final artero
el último acto,
es una novela
que alguien escribió,
repartió a su paso
suspiros y besos,
y la última página
en blanco...quedó.

.....................................

 

“Estoy esperando en la esquina al pibe que una vez fui”         

Voy recorriendo lugares
que alguna vez fueron míos,
los busco en el tiempo ido
con cosas que compartí,
esa infancia ya perdida
y un duende de compañero,
en la esquina yo espero
“al pibe...que una vez fui”.

He llegado con mis ganas
hasta ese mundo lindo,
donde a un ser muy especial
de rodillas le pedí,
que se cumpla, buen señor
lo que con ansias deseo,
espero en esta esquina
“al pibe...que una vez fui.

Se que vos vas a cumplir
mi pedido tan sincero,
te agradezco de antemano
hazlo tan solo por mi,
esto es algo que me urge
compréndeme, te lo ruego,
yo espero en esta esquina
“al pibe...que una vez fui”

Hoy camino en el pasado
insertado en el presente,
con un ojo en lo que veo
y con otro en lo que vi,
amalgama de recuerdos
peloteando en la canchita,
espero firme en la esquina
“al pibe...que una vez fui.

Rescato de ese pasado
su cristalina inocencia,
con la risa a flor de labios
de ese mocoso andarín,
mientras voy pateando vida
y miro con gran sorpresa
como dobla en esa esquina
“el pibe...que una vez fui”

Llegará y caminaremos
los dos juntos de las manos,
recorriendo aquellos años
que a su lado compartí,
nos daremos unas vueltas
en la vieja calesita,
lo espero, ojalá venga
“al pibe...que una vez fui”

 

Boris Gold



 

Asesino


Te regalé el tiempo en pedazos
Lo rechazaste por ambiciosa
Envuelta en redes de ironía...
No aceptaste migajas
Pensabas que todo te pertenecía
Te armé de guijarros de colores
Amarillos, rojos, marrones
Te quería dar todo...
Incluso te invente colores
Te amarré una soga al cuello
Tal como tú querías...
Te quería cerca
Y tu estar cerca mío no querías
Te invente mil poemas
Te invente palabras
Y las tiraste por el suelo
Yo te regale un sitio
Tal vez no el mas bello
Me obligaste a alejarte de mi vida
Y yo te abrí las puertas del cielo...

.......................................................

 

Fuera zapatos


Quítate los zapatos que quiero verte desnuda
Solo quiero que te quites los zapatos
Déjate la ropa mujer...
Quítate los zapatos
Tu cuerpo me lo sé de memoria
Tus pies, ni siquiera los recuerdo.


.........................................................................

 

Fantasma


Te fui a buscar una tarde de invierno
Y te encontré dormida
Te grité al oído que te había encontrado
Tú seguiste durmiendo
O eso parecía
Derramé felicidad con mil estruendos
Convoqué al dios de la risa
Y al dios del trueno
Pero tú no contestabas
Un coro de ángeles rodeaba tu sueño
Por la noche la luna palidecía tu piel
Y te hacia eterna
La hojarasca se disfrazaba de espuma
Los sonidos de la noche
Ocultaban mis lamentos
De pronto se me ocurrió tocarte
Detuve mis pasos... me retracte
Ya era hora que despertaras.


...........................................................

 

Sonríe


Sonríe a los cuatro vientos que se
Escuche
Opaca el sonido de las olas
Opaca la erosión del tiempo
Que el viento cele aquella risa
Que la atesore en un recuerdo
En un pedazo del mismo, en un
Pedazo de tiempo
Pero no en un tiempo pasajero, un
Tiempo presente e irrespetuoso
Que hasta la piedra más pulcra
E inmóvil se conmueva, que
Tu risa le dé forma a lo que
No tiene vida y que la vida
Se contagie de tu risa...
Que tu risa perdure en el tiempo.

 

Miguel Tutera


 

SOL DE DICIEMBRE

                        … aquí no me toquéis;
                        no;
                       aquí no:

... bajo el son del mundo dejadme este verdor crecer
y que sigan la sal,
y la tarde;

… no, no; aquí no me toquéis, que tengo que aguardar
a la flor del almendro;

... para ser de manzana no hacen falta diciembres,
ni martirios, ni borrascas, ni altares;
... pero ser de hombre, ay de mí,
significa que he de encontrar la fuente
y, bebiendo, acallar los rumores del agua
y la flor que persigo;

                         … no, no;
                         aquí no me toquéis.

 

..........................................................................................

 

   OTOÑO EN EL BOSQUE

... tras el vuelo sublime de sus sangres

el bosque suena herido;
¿ será el rumor de la vida que huye
o el aliento con que brota en las hojas
la luz que queda ?
¿ también esto es el año ? ¿ tanto había ?
... ya veis, me asombra y asusta la belleza porque no la conozco,
¿ cómo si no esta extraña forma de aventar la labor del tiempo
y este resplandor que bajo el cielo se abre ?
... pero, a pesar del miedo y del asombro,
¿ no huele el aire a ternura acaso, a fe, a renovación y a no estar solos ?
... ¿ y no habrá oculto un dios, o una alegría extraordinaria,
    pues que vivo y en los atrios hondos de mi alma canto y voy cantando ?

 

.....................................................................................................

 

    DISCURSO ÍNTIMO PARA MI PADRE

 

... tu cuerpo, padre, es una piedra en el campo aquél,
detrás del río;
no sé aún cómo llegó allí,
no sé;
... después de tantos años acarreando soles y lunas,
aupando de la tierra las terribles lágrimas que produce la oscuridad,
no tuve, padre, un rato de juventud con que pronunciar
y estrechar con pasión tu nombre; yo no sabía
que un muchacho con el cuerpo de mimbre
tenía que parar, hablar con su padre y darle forma, crearlo;
... y ahora ¿ cómo llegar a ti ? ¿ cómo sacar constelaciones
y lumbres vivas del corazón y tocar  tus manos y que lo sepas ?
... este oficio de vivir no nos dio para mucho;
pero, al menos, nos queda esta prenda serena de dolor,
la que acompaña siempre a los silencios duros, y graves,
como el que ahora tengo.

 

...........................................................................................................

 

CELEBRACIÓN DE LAS ROSAS
                                 [elegía íntima]

... ahora, que sosegadamente te miro y estoy pasando las yemas de mis dedos
por  los huecos sagrados de tus vértebras,
cuando acerco también los labios para seducirte y resucitarte
y al fin saber quiénes somos,
ay,  me está asaltando ese instante brutal con que irrumpe el olvido;
... y con este vértigo, mientras me declaro y hago hombre por tus dunas solares, Fenicia, qué sombras y desolación esperan tras los últimos besos y la última arena, qué temblor mientras recojo por tu vientre lumbres y estrellas vivas,
y qué lóbrego, qué terrible silencio impera para que no me oigas luchar contra la verdad;
… y no sé dónde poner las hordas asesinas,
no sé dónde la luz ni donde la paz del mar;
ni tampoco esta costumbre mía de celebrar a un tiempo las rosas y la muerte,
precisamente ahora, que definitivamente sé que dejaremos de amarnos.

 

................................................................................................................................

 

REFERENCIA BIOBIBLIOGRÁFICA.- Abogado. Natural de Vecilla de la Polvorosa [Zamora] y actualmente residente en Castro Urdiales [Cantabria] España. Cofundador en 1977 del “Grupo 4 de Poesía” en el ámbito de la Asociación Artística Vizcaína, de extraordinaria importancia en Bilbao. Su poesía comienza a aparecer con el libro “Veintitrés voces para un poema” CLA Bilbao 1976, para continuar en: Antología Club Internacional de Escritores, Madrid 1981; “Los siete rostros del amor” Madrid 1988; Antología Poética General, de Carlos Murciano y Carlos María Maínez, Madrid 1990; en 1995, y en SE-uba Ediciones, es publicado su libro “Yosel”, y en 1996, con el libro “Del agua y del fuego” obtiene el Premio Nervión de Poesía, convocado por la Sociedad El Sitio de Bilbao. A los libros anteriores han de añadirse los siguientes: “Épica y lírica del dolor”, Fenicia [poemas de amor], “Libro de Ahab” y “Versos de las imperfecciones”. En la actualidad comparte poesía, relato y novela. Su obra poética  fundamental puede ser examinada tanto a través de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes como de su Blog personal:

http://www.oriondepanthoseas.com

antonioj43@yahoo.es

MARISA GONZÁLEZ


 

Era,un solo insolente y atrevido.
Una llovizna,cayendo en mis poros abiertos.
Una tormenta,en el rojo rio de mi sangre.

Y en cada momento,
una necesidad constante
en los senderos desiertos de mi vida.

Era, labrisa calida de mi otoño.
La primavera nueva de mis hastios.
La sinfonia mas hermosa que hayan acariciado mis oidos.

Y en cada momento,
una necesidad constante
en los senderos desiertos de mi vida.

Era, una promesa de amor apasionada.
Una postuma de sexo liberado,un angel que cae a dormecido,
y el diablo de tu sensualidad despertando sensaciones,
 en mi cuerpo erotizado.

 

..................................................................................................

 

Sumergeme en la bruma de tus sueños,
quiero estar en tu inconciencia.
Generar deseos y ser parte de tus  goces.
Poder navegar en el rio de tu sangre
espesa y calentarla.

Sumergete en mi cuerpo, santuario antiguo de adoradores de placeres,
entra en mi caverna receptaculo del
tibio brevaje que emana de tu sexo.

y cuando estes aqui dentro mio.
sumergeme en el estertor que agitara
nuestros cuerpos en el climax.

 

BERMUDEZ TESOLIN, LAURA ELENA


 

UTOPIA

Utopía para algunos, regocijo para otros.
Se desea imperiosamente, se busca en cada instante, en cada soplo de la vida, incansablemente.
La venden en programas televisivos, en libros .Su búsqueda supera las fronteras de los idiomas, los sexos, la edad.
Los que la poseen agradecen al cielo y suplican no perderla.Per no debemos negar que alguna vez la hemos sentido muy cerca, perfumándonos con su dulce aroma de jazmines.
Si se convive con ella, se nos ilumina el rostro, nuestra voz toma una cadencia especial
Pobre del que nunca obtuvo su visita, su vida será lúgubre y sin esperanza.
Muchas veces vivimos su espejismo y nos dolió que se esfumara y  disolviera para dejar un hueco inmenso y oscuro.
Conseguirla nos hace sentir mas ancho, más grandes, mas consumados.
Es difícil hallarla pero no imposible. Es la FELICIDAD

 

SAVOIA, LILIANA MABEL